DIOS ES UN PADRE AMOROSO:

Dios es un Padre Amoroso que desea todo lo mejor para cada uno de sus hijos y nos proveyó con todo lo que podamos desear en abundancia, entonces si quieres sentir más a Dios en ti, aprende a aceptar y disfrutar toda la abundancia que te ha dado.



Mantente en una actitud receptiva y listo/a para aprovechar cualquier oportunidad que se te presente, recuerda que tu bien esta en camino y solo llegará a ti si eres capaz de verlo y de sentirlo. Nunca podrás prosperar a menos que tengas pensamientos de riqueza, y llegues a sentirte a gusto con ellos.



Alimentado pensamientos de pobreza y limitaciones, solo te mantendrá en esa situación que deseas superar. Cimenta tus creencias sobre la prosperidad. Usa afirmaciones de prosperidad, repítelas, escríbelas a diario. Busca en tu entorno esas muestra de abundancia. Solo cambiado tu interior podrás materializar los cambios que quieres ver en tu vida.



Acostúmbrate a pagar con amor y ser agradecid@ por tener la posibilidad de acceder al bien que adquieres.

Deja de decir que esto o aquello es caro, porque todo lo mides desde la perspectiva de la escasez y eso no es bueno para ti.



Aprende a conectar con la prosperidad, aparte del dinero, se puede ser prospero en salud, amor, amistades. ¿En qué deseas prosperar tú?



Aprende a reconocer la riqueza, la belleza, el amor, el bien diariamente, reconoce y agradece cada gesto de prosperidad que te llegue a lo largo del día porque eso te ayudará a mantenerte en sintoníacon ella.



Disfruta de tu día con la confianza de que todo lo que necesitas te será dado y cuando digo "todo" me refiero a salud, amor, dinero y lo que necesites para alcanzar tu mayor bien, sean conocimientos, oportunidades, conexiones, etc.



Todo ello será posible si eres capaz de ver más allá de tu actual circunstancia, si realmente crees que tu bien está al alcance de tu mano y vives en armonía con él. Recuerda que hay un poder mayor que tú dispuesto a ayudarte siempre pero debes creer en él.


Tu destino depende sólo de ti.



Que el amor llene tu ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada