QUE MILAGROS QUISIERAS?

Dios Dijo:

Tengo listos para entregarles una serie de felices acontecimientos. Estos a los que llamo acontecimientos están al borde y dentro de poco caerán sobre ustedes. Me dirijo a todos cuando digo esto. No estoy almacenando todos los tesoros que van a sucederles. Están a punto de terminarse y listos para salir de la línea de producción. Extiendan sus mandiles a todo lo ancho para que puedan capturar estos preciosos regalos del Cielo mientras se derraman sobre ustedes.

Ustedes verán milagros de diversos tipos y tamaños. Estos milagros se abrirán paso por todo límite del que se han estado sosteniendo. Estos milagros se abrirán paso y su corazón se abrirá de par en par. Ustedes comenzarán a saber realmente el amor tan magnánimo que hay en su corazón y comenzarán a saber realmente qué hacer con él.

Este es un gran paso para ustedes, pues están al borde de la Grandeza. Esto es lo que Nosotros hemos estado esperando. Ahora sus corazones están abiertos lo suficiente para que estas bendiciones puedan caer dentro de sus mandiles y sus corazones.

No existe nada sobre la Tierra que no sea un milagro. Quizá ya no hayan adivinado. Los milagros que pronto están en camino tienen el brillo que ustedes tanto han deseado ver. Estos son milagros centelleantes. Estos son milagros que los harán reír y sonreír y olvidarse de todo menos de lo milagroso de la vida y ustedes se alegrarán. Estarán tan alegres que casi Yo no puedo esperar.

Quizá ustedes sean arrojados fuera de rumbo o quizá se den cuenta que todo el tiempo han estado en el rumbo correcto. No importa, grandes posibilidades aparecerán ante ustedes. Tendrán algunas elecciones qué hacer, pero les gustarán. Será como elegir entre las trufas de chocolate y las cerezas cubiertas de chocolate. Lo que quiero decir es que será para ustedes como elegir entre dos favoritos. Será como tener qué elegir entre dos pares de zapatos nuevos – ¿qué exquisito par usarán ustedes?

Será como elegir entre dos lugares para vacacionar y los adoran a ambos.

O quizá sea elegir entre dos destinos, a ninguno de los cuales han viajado antes. ¿De todas maneras qué importa? Ustedes tan sólo tendrán preciosas elecciones qué hacer, no pueden equivocarse.

¿Qué milagros quieren? ¿Qué hay tan delicioso y maravilloso que deseen poderosamente? ¿Qué los haría muy, muy felices? Sientan estas inmensas alegrías corriendo hacia ustedes. Habrá mucho más. No obstante, piensen en aquello en los que su mente limitada puede pensar. Esto aprovechará bien su tiempo.

¡Oh, amados, dejen conmover a sus corazones con la dicha que llegará a ustedes!

Desde luego, continúen adivinando de qué podría Yo estar hablando. ¿Qué verdaderos milagros les gustaría ver? Imaginen e imaginen y sus conjeturas no se aproximarán ni siquiera a la dimensión de las bendiciones que Yo voy a derramar sobre ustedes. ¿Qué podrán ser estas bendiciones? ¿Y cómo pueden ser?

Pueden ser como una grata lluvia en el desierto en donde ustedes tienen sus manos puestas para capturar la lluvia y beber y beber.

Estos milagros pueden ocurrir porque el mundo se está abriendo como una flor, abriéndose más y más a tal grado que toda la luz del sol penetra y llega a todas partes, llega hasta donde nunca antes había llegado. ¿Quién no sería feliz al ver tal felicidad?

El tiempo en el que nada podrá hacerlos infelices está por llegar, en el que todo sólo los puede hacer felices. ¿Cómo se sienten?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada