REFLEXIONA...

"Antes de emprender cualquier cosa, el sabio comienza
reflexionando, considera todos los elementos del trabajo a
ejecutar, del problema a resolver; después, hace intervenir al
amor, es decir el gusto, el interés por la tarea a realizar;
finalmente, decide ponerse a trabajar para realizar su proyecto.
Así pues, se puede decir que lo que ha concebido bien con el
pensamiento, el sabio lo refuerza y lo vivifica mediante un
sentimiento de amor, y finalmente lo realiza gracias a una
voluntad inquebrantable.

Y veamos ahora cómo lo hacen la mayoría de los humanos. Se
lanzan bruscamente a la acción sin haber estudiado bien el
proyecto, y evidentemente tropiezan con obstáculos, sufren, se
lamentan y sólo después de haberse lamentado mucho terminan
reflexionando sobre las causas de su fracaso. Pues bien, es un
poco tarde, deberían haber comenzado con la reflexión."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada