IMPLANTE SUS IMAGENES:

Si le dijera que tiene usted total libertad para plantar todo tipo de imágenes positivas en su subconsciente, ¿cómo lo haría? ¿Colocaría una fotografía en una ranura de cualquier espacio de su mente? ¿Pediría a su farmacéutico una medicina mágica? ¿Le pediría a su abogado que le preparara los papeles para el caso? Como ya imaginará, ninguna de estas ideas sería válida. Su subconsciente es un mecanismo muy sutil, y para conseguir el objetivo necesitaría conocer la forma correcta de entrar en él.
CULTIVAR IMÁGENES POSITIVAS…

Un método efectivo a la hora de implantar imágenes debe estar basado en un entendimiento adecuado de la forma que su subconsciente tiene de funcionar. Tiene usted que saber lo que le hace ser accesible y poder responder. Debe usted conocer la forma de activarlo. Si consigue usted tratar a su subconsciente de la forma correcta, éste funcionará de forma fiable y predecible.

Las imágenes que desee implantar en su subconsciente deberán ser presentadas de forma que puedan ser bien recibidas y procesadas. Para conseguir un éxito seguro, esas imágenes deben ser transmitidas en el "idioma" de su subconsciente.

Una buena noticia es que la forma de hacer esto ha sido ya descubierta; las investigaciones ya las han hecho antes, para su beneficio. El procedimiento que seguidamente voy describir es perfecto. Es un método fácil de llevar a cabo, que además le allanará el camino. Si usted sigue las instrucciones que le voy a ir dando, con el orden que le voy a ir dando, conseguirá implantar firmemente las imágenes que desee en el tejido de su subconsciente. Sin embargo, apostaría lo que fuera a que ahora mismo usted no es capaz de hacer esto. Es por eso que usted necesita las instrucciones que le voy a dar.

"Doctor, he estado luchando contra la realidad cuarenta años, y, por fin, hoy, puedo decir que la he vencido."

James Steward, en "Harvey"

Lo que va a intentar hacer es complicado. Implantar sus imágenes no es demasiado difícil, pero requiere de mucha delicadeza. Yo sé cómo se hace, y, la verdad, me siento feliz de poder compartir mis conocimientos con usted. Le proporcionaré las instrucciones completas, paso por paso y fáciles de entender, de una técnica simple aunque segura. Esta técnica está expresamente diseñada con el propósito de que usted sea capaz de implantar sus imágenes.

Todos sus principios tienen la garantía de haber pasado la prueba del tiempo. Desde los albores de la humanidad, estos principios han sido utilizados de muy diversas formas. Mucha gente que ha tenido éxito en la vida, se ha servido de imágenes positivas para conseguir dicho éxito.

Aquí tenemos una muestra de gente que ha probado la efectividad de cultivar imágenes positivas.

Benjamín Franklin


F. W. Woolworth

John D. Rockefeller


Michael Jordán

Alexander Graham Bell


Theodore Roosevelt

Rose Kennedy


George Harrison

Andrew Carnegie


Shirley MacLaine

Henry David Thoreau


Ken Griffey, Jr.

Muhammad Ali


Julius Rosenwald

Bill Gates


Woodrow Wilson

John Denver


Earl Nightengale

Thomas Edison


Henry Ford

Mary Lou Retton


William Howard Taft

Luther Burbank


Stevie Wonder

William Jenning Briann


Arthur Nash

Conrad Hilton


Sharon Stone

Albert Einstein


George Eastman

Oprah Winfrey


Mahatma Gandhi

Abraham Lincoln


WiJJiam Wrigley, Jr.

Ciertamente, podría escribir un libro como este con nombres de personajes similares a estos. Miles y miles de personas han puesto en práctica una técnica como la que le voy a desvelar.

El método que describo en este libro, ha sido probado y confirmado por una extraordinaria cantidad de gente a lo largo de años. Después de muchos estudios e investigaciones, el método ha alcanzado la perfección. Yo se le presento en su forma final.

Cada vez que use esta técnica, será testigo de resultados irrefutables. Es una forma infalible de informar a su subconsciente de que desde ahora y en adelante, usted espera grandes cantidades de dinero que han de llegar a su vida. Practique esta técnica como le digo, e implantará de una forma definitiva en su mente imágenes de riqueza y éxito.

Esto hará que aumente su fuerza de atracción hacia el dinero y le guiará a una vida de total tranquilidad financiera
DESEE LO MÁXIMO…

¿Alguna vez ha pensado que hay cierta gente que nace con estrella y otros que nacen estrellados? ¿Alguna vez se ha cuestionado el motivo de que la vida sea tan injusta con cierta gente? Aquí está el quid de la cuestión. Lo que la mayoría de la gente entiende como buena y mala suerte son, realmente, la manifestación directa de los resultados de haber implantado ciertas imágenes en la parte subconsciente de su mente. La suerte, el destino y el azar son conceptos irreales. La gente que tiene almacenadas imágenes positivas, tiene buena suerte; la gente que, por contra, almacena imágenes negativas, tiene mala suerte. Eso es todo. En vez de atribuir la culpa de todo lo que ocurre a la Diosa Fortuna, hará mejor si se crea su propia buena suerte.

"La suerte no existe, el trabajo es lo único que da frutos. "

Vince Lombardi

Hace unos años, me invitaron a un programa de formación en ventas de una compañía de marketing. Hicieron un experimento. En una de las clases de formación se dieron las pautas para conseguir un cierto nivel de ventas al mes. En otra, se dieron las pautas para conseguir justo el doble de ventas que en la anterior. Todos los demás detalles de ambas clases fueron similares.

Después del primer mes de prácticas, el grupo de la segunda clase había sobrepasado al de la primera en una proporción de dos a uno. Y yo me pregunto, ¿tuvieron suerte? ¿Todos los del segundo grupo estaban teniendo buena suerte y todos los del primero no? No lo creo.

Después de examinar los datos de los empleados de la compañía, descubrí que cada uno de los vendedores ganaba más o menos la misma cantidad cada mes. Había fluctuaciones y tendencias, pero, generalmente, la cantidad que cada vendedor ganaba todos los meses nunca se salía de la media. También pude comprobar que casi todo lo que vendían, lo hacían durante la primera quincena del mes. En la segunda quincena, iban a trabajar y se movían de igual forma, pero no producían los mismos beneficios. Sin embargo, otros vendedores de otras empresas, hacían la mayoría de las ventas en la segunda quincena, siendo más floja la primera. Los patrones se repetían un mes tras otro.

¿Cómo se explica esto? Una teoría basada en el azar no podría explicar un fenómeno que se repite durante tanto tiempo. La explicación es la siguiente: cada vendedor ganaba exactamente lo que esperaba ganar. Lo que quisiera no importaba. Tampoco lo que deseara. El único criterio que importaba era las expectativas que tuvieran.

OBTENDRÁ DE LA VIDA EXACTAMENTE LO QUE ESPERE OBTENER A NIVEL DE SU SUBCONSCIENTE.

Lo que le pasa en su vida no es necesariamente lo que usted desea que le pase. Lo que le pasa es lo que usted espera que le pase. Por tanto, si las imágenes de su subconsciente reflejan una vida próspera y llena de felicidad tendrá lo que la gente suele llamar buena suerte. Las cosas le van como usted quiere que les vayan. Si, al contrario, usted tiene en su subconsciente imágenes de insatisfacción y fracaso, tendrá mala suerte. No importa lo que haga, las circunstancias desafortunadas que se escapan de su control aparecerán y le frustrarán.

No entre en un círculo de autocompasión. Lo que debe hacer es crear su propio éxito. Puede implantar las imágenes que quiera, romper el ciclo y hacer que su vida sea como usted quiera. Una vez sepa cómo hacerlo, podrá suplantar las imágenes que su mente utiliza para formarse sus expectativas. Usted se puede hacer cargo de su futuro. Puede dejar el grupo de perdedores y unirse a los ganadores.

Millones de personas creen que están condenados a una vida de fracaso y malos tiempos. Están convencidos de que su estado está causado por una extraña fuerza que escapa a su control. A poco que se autoanalicen, verán que son los únicos causantes de su mala fortuna. Sus infelices vidas son el resultado directo de las imágenes que llevan dentro. Lo único que está pasando es que sus subconscientes están llevando esas imágenes a la realidad.

"El hombre no es esclavo de su entorno. El entorno es un esclavo que sirve al hombre."

Benjamín Disraeli

Hace muchos años, conocí a un hombre maduro que parecía tener verdadera mala suerte. Parecía tener peor suerte de la cuenta. Su vida era una larga serie de historias de infortunio. Siempre lo recuerdo cuando decía, "Así es la vida." Cada vez que algo le salía mal, se encogía de hombros y decía, "Así es la vida."

¡No! Ese hombre estaba equivocado. La vida no es así. Así no es como tiene que ser la vida a menos que uno quiera pensar de este modo. La vida no tiene por qué ser una serie de infortunios y sueños rotos. La vida no tiene por qué ser un ingrato e interminable sufrimiento.

La vida puede ser un viaje bello y excitante, que nos conduzca a un mundo de serenidad y felicidad.

Usted tiene un derecho natural a tener éxito y buena suerte. ¡Deséelo! De verdad, quiéralo. Olvide el ridículo y el escarnio que debe soportar siendo un Don Nadie. No dude que dentro de poco usted dejará de serio. Imagine la vida más alucinante y placentera que pueda y luego deséela. ¡Desee lo máximo! Deséelo y lo tendrá.

"Si tienes fe, podrás ordenar a esta montaña que se mueva; y se moverá; y nada será imposible para ti. "

Mateo 17:20

Sus esperanzas deben habitar al nivel del subconsciente. Esto no puede ser de otra manera. Lo único que cuenta es lo que desee desde lo más profundo de su mente. En las páginas siguientes, le enseñaré cómo implantar imágenes en esa parte profunda de la mente. Cuando lo consiga, usted le estará suministrando a su subconsciente las imágenes que éste utilizará a la hora de crear expectativas.

Practicando este método, conseguirá eliminar de su mente la idea de la mala suerte. Sus nuevas imágenes sustituirán pensamientos como, ¡Vaya suerte! ¡Y eso es lo que hay! ¿Por qué me tiene que pasar a mí?, por otros como, Todo me va a pedir de boca. Puedo hacer lo que quiera. ¡Impresionante!.

Sienta esa emoción. Intente anticiparse a lo que la pueda venir. No tardará mucho. Una vez que su subconsciente desee algo, no tardará mucho en conseguirlo.
TOME EL CONTROL…

Usted elige: implante en su subconsciente las imágenes que usted quiera, las que quiera manifestar, o deje que su mente se alimente de las imágenes negativas que, por su negligencia, le vayan llegando.

Nunca le faltarán las imágenes de pobreza y escasez que quieran echar raíces en su subconsciente. Su subconsciente jamás permanecerá ocioso. Seguro que algo encuentra para "entretenerse". Si no ha entendido demasiado de este capítulo, trate de entender esto:

USTED PUEDE IMPLANTAR VOLUNTARIAMENTE EN SU SUBCONSCIENTE CUALQUIER IMAGEN QUE DESEE

Cuanto antes valore la importancia que tiene la afirmación anterior, antes podrá liberarse de su frustración. En ese momento, usted tendrá la capacidad de dirigir su vida en la dirección que más le atraiga. Cuando usted implante imágenes de su propia elección, estará dando los pasos exactos para construir su propio destino, a la vez que el mundo de sus sueños.

Quizás usted tenga una forma de ser pesimista. Puede que incluso sea consciente de este aspecto. La mayoría de la gente se rinde cuando, por ejemplo, se da cuenta de que tiene un aspecto poco saludable. Se percatan de que su actitud es autodestructiva y, al no saber cómo cambiarla, se deprimen y desalientan. Simplemente se resignan a tener una vida de esfuerzo e infelicidad. A la vez, pierden la esperanza. Se convierten en seres amargados.

No lo haga usted. ¡No se atreva! Simplemente porque ahora mismo no esté consiguiendo lo que busca, no debe aferrarse a esta actitud. Puede cambiarlo todo, y además de forma rápida. Su mente no es algo cerrado e imposible de alterar. Sus imágenes mentales se pueden reconstruir, reparar y revisar fácilmente.

Usted no es el problema en este caso. Usted lleva el camino correcto. El problema son las imágenes que ya tiene implantadas en su subconsciente. Ellas son las que determinan su destino.

Usted no tiene por qué estar en la ruina. No tiene por qué sufrir y ser infeliz. Usted no es un desperdicio del mundo. Usted es una maravillosa creación, el orgullo y alegría del universo. Tiene dentro de sí mismo un potencial sin límites. Se merece ser rico. Se merece ser feliz. Usted no fue concebido para desaprovechar el tiempo en este mundo, desperdiciando su vida a causa de insignificantes problemas de dinero. Tiene mejores cosas que hacer.

Tómese un respiro. Puede arreglar su vida. Implantando las imágenes que seleccione en su subconsciente, las verá hechas realidad en no mucho tiempo. La realidad se adaptará a sus imágenes. Sorprendentemente, cosas que hasta ahora usted había creído imposibles de cambiar, cambiarán ante sus ojos.

Cualquier imagen que le inculque a su subconsciente, con casi total seguridad, se hará realidad, tan real como los sólidos pilares que sostienen su casa. No importa qué imagen sea, de algún modo, acabará siendo una realidad. ¡Esto ocurre de verdad! Así es como funciona el mundo.

"Debes hacer que tus imágenes nazcan. Ellas son el futuro que está por venir. "

Rainer Maria Rilke

Todo lo que existe en su mundo material es el resultado del trabajo de una creación inteligente. Su cuerpo y todo lo que experimenta en su vida son el resultado de ideas convertidas en realidad.

Esta no es una idea descabellada. El hecho de que los pensamientos dan forma a la realidad es una verdad universal. La idea le puede parecer algo extraño y esotérico, pero no se puede negar.

Su vida es lo que usted elija. Puede materializar las imágenes que implante desde ahora, o bien, no hacer nada y dejar que su subconsciente materialice las imágenes que tiene inculcadas desde el pasado. Haga su elección.

Para cambiar su vida, lo único que tiene que hacer es descubrir qué es lo que quiere, implantar esa imagen en su subconsciente y mantenerla hasta que se haga realidad. Esta proposición pone de su lado toda la energía del universo. Haga que esa energía trabaje para usted, con objeto de conseguir sus metas y no contra usted.

"Si no cambias de dirección, lo más probable es que acabes llegando donde te has marcado."

Proverbio Chino

¿Es usted feliz en su vida? En otras palabras, ¿está satisfecho con las imágenes que guarda en su subconsciente? Si no es así, cámbielas. Si usted no cambia el camino que tiene trazado, no podrá culpar a nadie, sino a usted mismo. Consuélese con el hecho de que puede cambiarlo todo cuando se sienta capaz.

EL SER HUMANO ESTA CREADO DE FORMA QUE

TIENE UN CONTROL ABSOLUTO SOBRE LAS ÓRDENES

QUE LLEGAN AL SUBCONSCIENTE.

La frase anterior lleva implícita una gran responsabilidad. Seguramente, usted habrá tenido algunos golpes de mala suerte en el pasado. Seguramente, no habrá crecido en medio de un ambiente de riquezas.

Seguro que ha fracasado hasta ahora. Pero, desde este momento usted posee la información que necesita para cambiar todo esto. Su vida, desde hoy y en adelante, es responsabilidad únicamente suya. Si niega esta situación o argumenta excusas, su inactividad le condenará a una vida de sufrimiento continuo. Si emplea su potencial y actúa sobre su actual situación, recogerá enormes beneficios. Este es un asunto de su responsabilidad y elección.

"El éxito y el fracaso no son accidentes sino la más estricta de las justicias. "

Alexander Smith

Creo que puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que a usted le gustaría vivir sin el estrés que da el dinero, sin preocupaciones financieras. Afirmo esto, principalmente porque usted ha comprado este libro. Si estoy en lo cierto, lo que tiene que hacer está claro. Se debe embarcar usted en una carrera de implantación de imágenes. Su tarea es plantar imágenes específicas de riqueza y prosperidad en la fértil tierra de su subconsciente.

Todo lo que debe hacer es implantar las imágenes que le convengan; su subconsciente hará el resto. No se preocupe, nada podrá con el tremendo poder de su subconsciente. No hay tarea comparable a esta. Cualquier cosa que necesite hacer, déla por hecha. Su éxito está asegurado.

El mítico roble está, en esencia, en la pequeña bellota. Su éxito futuro está, en esencia, dentro de su subconsciente.

Felicidades. Desde este momento, usted tomará el control de las imágenes que lleguen a su subconsciente. A partir de hoy, su vida será diferente a lo que hasta ahora ha sido, en el tema financiero y en cualquier otro que se le pueda ocurrir. Su éxito es tan cierto corno el hecho de que estoy escribiendo esto en este preciso instante.

El implantar imágenes de su propia elección en su subconsciente es la forma de actuación más poderosa y efectiva que puede afrontar. ¿Cómo hacer esto? ¿Qué procedimiento seguir para implantar esas imágenes? ¿Cómo llegar a su subconsciente?

Estas son preguntas muy interesantes. Seguro que le esta picando la curiosidad. Yo he estado prometiendo contarle los detalles, y cumpliré mi promesa.
CAPÍTULO 5: AFIRMACIONES

Anote este día en su Calendario. Este es el día en que por primera vez oyó hablar del mágico proceso llamado "afirmaciones". Mucha gente asegura que el descubrimiento de las afirmaciones es, sin duda, el suceso más importante de toda su vida. Algún día usted también se dará cuenta de la magnitud de lo que ahora está a punto de aprender.

Por favor, no deje que el término "afirmaciones" le asuste. No se desanime o se deje intimidar. El procedimiento es fácil de llevar y no requiere una habilidad especial.

¿Sabe usted leer y escribir? Si está leyendo este libro la respuesta es, evidentemente, sí. ¿Sabe contar hasta tres? Si aprobó primero en la escuela, apuesto a que sabe. Bien, entonces usted tiene todas las habilidades que se requieren para utilizar el poder de afirmación.
HAGA UNA LISTA CON SUS DESEOS…

Ahora, me gustaría que hiciera un ejercicio de escritura muy simple. Coja lápiz y papel, y prepárese para escribir. ¿Está ya preparado’?

Voy a formularle una sencilla pregunta. En un trozo de papel que esté en blanco o en el espacio que dejaré después de la pregunta, escriba lo primero que se le viene a la mente como respuesta.

La pregunta es:

¿Qué desea usted?

Si mucho no me equivoco, el espacio todavía estará en blanco y usted ha seguido leyendo sin escribir nada. ¿Tengo razón?

¿Qué pensamientos vinieron a su mente cuando leyó la pregunta? La pregunta es fácil de entender; no contiene más que tres palabras. La mayoría de la gente, cuando lee la pregunta, siente como una corriente de ideas llega a su mente, un ráfaga de preguntas sin orden alguno. En la confusión, les resulta difícil formular una respuesta coherente. Finalmente, se rinden y siguen leyendo sin contestar.

Esta falta de claridad es precisamente el problema. Normalmente no sabemos lo que queremos. No tenemos una imagen clara y específica de nuestros deseos. Esta falta de certeza es, de lejos, la principal razón de que la mayoría de la gente no sea feliz o no tenga éxito. Estudios nos muestran que sólo dos de cada mil personas tienen claro lo que quieren.

LA MAYORÍA DE NOSOTROS VA POR LA VIDA SIN SABER LO QUE QUIERE… PERO LO QUE SÍ SABEMOS ES QUE, SEA LO QUE SEA, NO LO TENEMOS.

En ningún caso debemos confundir el estar insatisfechos con saber lo que queremos. La mayoría de la gente está insatisfecha con sus vidas.

No hay nada de especial en ello. Sin embargo, son muy pocos los que tienen la más mínima idea de lo que quieren.

Supongamos que un hombre decide coger un avión para irse de vacaciones. Se dirige al aeropuerto, y mantiene la siguiente conversación con el vendedor de los billetes.

"Hola, quisiera sacar un billete".

"De acuerdo. ¿A dónde quiere ir?"

"Bueno, no estoy muy seguro".

"¿Quiere sacar un billete y no sabe hacia dónde?"

"Sí, creo que así es".

"Bueno, lo siento pero no puedo ayudarle si no sabe a dónde quiere ir".

"Oh, la verdad es que, no me importa, lo que quiero es ir a un sitio donde pueda pasarlo bien."

"Lo siento, señor. Tiene que decirme dónde quiere ir. Si me lo dice, yo le daré el billete para que vaya a ese lugar. De lo contrario, no podré ayudarle. Me gustaría, pero no puedo."

Esta ridícula conversación es la clase de diálogo que la mayoría de la gente mantiene con su subconsciente. Sus mentes están ansiosas de ayudarles, pero no pueden. Si supieran lo que quieren, sus subconscientes lo conseguirían, pero sin tener pistas no pueden hacer nada. Un filósofo dijo una vez que pensamientos confusos crean vidas confusas. A usted no le gustaría caer en todo esto, ¿verdad?. Si es así, su estado de confusión debe desaparecer ya, ahora mismo.

El primer paso para conseguir lo que uno quiere, es saber qué quiere.

Quizás le gustaría estar en este instante en otro sitio distinto al que ocupa ahora. Quizás le gustaría hacer algo distinto a lo que normalmente hace.

Quizás desearía tener más cosas de las que actualmente posee. Esos sentimientos son generales y ambiguos, carecen de claridad y precisión. Esos pensamientos no son como las imágenes específicas. Para obtener resultados, debe saber exactamente dónde quiere estar, qué quiere hacer y qué cosas quiere tener. Sólo si tiene detalles, podrá formar imágenes de lo que quiere.

Suponga que se le aparece un genio y le dice, "Te voy a conceder todos tus deseos. Haz una lista." ¿Qué le pediría? ¿Cómo haría esa lista de deseos? ¿Sabría?

Una vez alguien me dijo, "Añoro algo. Lo deseo con todo mi corazón. El único problema es que no sé lo que es." ¿Alguna vez se ha sentido así? Si su respuesta es sí, no está solo. Es usted uno de los muchos millones que no tienen ni idea de lo que quieren. Pues yo le puedo decir: ya es suficiente. Ya es hora de hacer algo Es hora de decidir qué es lo que quiere.
VAYA A POR TODAS…

Le voy a formular la misma pregunta de nuevo. Pero esta vez, debe intentar contestarla de veras.

¿Qué desea usted?

No se preocupe de si es posible o no para usted conseguir esas cosas. Lo único de lo que debe preocuparse es de decir que desea. Una vez usted sepa lo que quiere, le enseñaré cómo conseguirlo. Recuerde que su subconsciente no responde ambigüedades. Debe ser específico.

Prepare lápiz o bolígrafo. Si prefiere no escribir en el libro coja otro papel para hacer los siguientes ejercicios.

Va a hacer dos listas. La primera contendrá las cosas que a usted más le urge tener. En la segunda incluirá sus máximos deseos. Empiece. Y esta vez, ¡hágalo!

En la página siguiente hay más espacios en blanco. En la columna de la izquierda, escriba lo que le viene a la mente cuando piensa en sus problemas económicos más inmediatos. Debe tener en cuenta su situación económica actual, la de hoy mismo. Anote cada problema de forma breve pero específica. Por ejemplo, no escriba "deudas". Anote las deudas que le agobien en este preciso momento. Primero rellene la columna de la izquierda. No tiene que rellenar todos los espacios; si solo le vienen a la cabeza algunas cosas, no importa.

Cuando crea que ha apuntado sus problemas más importantes, empiece con la columna de la derecha. Anote lo que crea que podría ser una buena solución a cada uno de los problemas de la lista de la izquierda. Puede que esto le lleve algún tiempo. Puede que tenga que tomar algunas decisiones como si es necesario reparar tal o cual objeto, si debería sustituirlo por otro nuevo, etc. Cuando haga esta lista sólo busque solución a sus problemas económicos inmediatos. Las soluciones de esta lista le llevarán a una situación financiera más o menos estable, lo suficiente como para "ir tirando".

Le daré algunos ejemplos. No los copie ni los utilice como suyos.

PROBLEMAS POSIBLES SOLUCIONES

Puesta a punto del coche puesta apunto realizada

Factura del dentista factura liquidada

Silla rota comprada silla nueva

Secador averiado secador reparado

Zapatos del niño roto zapatos nuevos comprados

Ahora, hágalo usted mismo. Haga la lista de sus problemas económicos más inmediatos y otra con las posibles soluciones a esos problemas. Sepa que al escribir esto en el papel, está usted dando el primer paso hacia las soluciones tangibles en su vida real. Vamos, ¡haga su lista!

PROBLEMAS POSIBLES SOLUCIONES

Ya tiene hecha su primera lista. Ha anotado sus problemas inmediatos y las posibles soluciones a ellos. Los datos de esta lista son el primer paso para establecer lo que usted quiere.

Seguidamente, se va a divertir de lo lindo. En la siguiente lista puede ir a por todas.

Esta vez, haga una lista de todo aquello que viene a su mente cuando piensa en las cosas que desea tener. No una lista de lo que necesita, sino de lo que desea. Pueden ser cosas que en el momento actual son casi imposibles de conseguir para usted. Póngale imaginación y piense cómo le gustaría que fuera su vida en realidad. No sea tímido. No se ponga límites. Anote extravagancias. Si desea algo, apúntelo.

Sea tan específico como le sea posible. No escriba cosas como, "mucho dinero". Anote, "5 millones al año". No escriba, "un buen trabajo". Escriba, "un puesto como técnico de laboratorio". No escriba, "unas vacaciones divertidas". Ponga, "un viaje de un mes por toda Europa". No escriba, "un buen coche". Anote, "un BMW 840 nuevo". No escriba, "prestigio", escriba, "presidente de la comunidad". Anote las ideas en el orden en que le vayan viniendo. Aquí tiene algunos ejemplos:

DESEOS

Una casa de 120 millones, con adornos en madera y chimenea

BMW 840 rojo nuevo Equipo de música Pioneer de 500.000 ptas Saldo bancario de unos 50 millones de pesetas Viaje de un mes por toda Europa Ingresos anuales de 10 millones de pesetas Estar en contacto con mis amigos Julián y Ana Yate de 24 pies, equipado Master en psicología por UCLA

Ahora, le toca a usted. Haga una lista con sus deseos. Incluya cualquier cosa que le venga a la mente, sea o no razonable. Y, por supuesto, diviértase.

DESEOS

Ahora ya tiene dos listas. Si unimos sus POSIBLES SOLUCIONES y sus DESEOS, tendremos una descripción de lo que usted añora. El paso siguiente es prestarle a esos elementos una mayor atención.
CONTESTE LAS PREGUNTAS…

Ahora deberá examinar cada elemento de ambas listas. El propósito aquí es reducir el número total de elementos mediante la eliminación de aquellos que no cumplen los siguientes criterios. Evalúe cada elemento de acuerdo con estas cinco consideraciones

(1) ¿Realmente lo desea?.

No introduzca en la lista un elemento sólo porque piense que a la mayoría de la gente le gustaría tenerlo. No lo incluya, porque recuerde haberlo deseado anteriormente. No lo incluya Porque suene impactante. ¿Verdaderamente lo quiere?. Su posibilidades de obtener el elemento no deberían depender de anteriores condiciones; lo único importante aquí es sinceramente lo desea.

Debe tener un deseo ardiente por ese elemento, no un interés pasajero. Debe quererlo tanto que casi no pueda vivir sir él. Cuando piense en ese elemento, debe sentir una respuesta emocional. Si no, elimínelo. Su lista final debería contener sólo los elementos que usted desee con verdadera fuerza. No le importe eliminar muchos o incluso la mayoría de los elementos de su lista como resultado de esta consideración. Sea fuerte. Elimine todos los elementos que tengan poca consistencia. Cuando se encuentre con un elemento que verdaderamente desee, lo reconocerá.

(2) Es posible de realizar?.

La única consideración en este punto es que el elemento sea humanamente posible de conseguir. No se preocupe de si a su modo de ver es viable en este momento.

Ningún elemento es imposible de ser alcanzado si alguna vez alguien en el pasado lo ha conseguido alcanzar. Por ejemplo, es imposible nadar desde aquí a Hawai, pero es bastante posible hacer un viaje a Hawai en su nuevo yate.

(3) ¿Causará perjuicio a alguien?

No se preocupe de la posibilidad de que sus vecinos vayan a sentir celos. Este no es el tipo de "perjuicio" al que nos referimos aquí. Nos referimos a verdaderos daños, físicos o mentales, hacia otra persona. Por ejemplo, causaría un daño verdadero si usted deseara reducir la cabeza a su suegra

(4) ¿Se contradice con algún otro elemento de su lista?.

El cumplimiento de un elemento excluye al de otro?. ¿Se da el caso de que dos elementos de su lista emitan energía en direcciones opuestas?. Por ejemplo, si usted quisiera ser un jockey y, al mismo tiempo quisiera ganar el campeonato mundial de boxeo de los pesos pesados, debería eliminar uno de estos elementos de su lista. La aparición de elementos confrontados no es común, pero importante de puntualizar.

(5) ¿Es suficiente?.

Esta consideración es delicada. La idea esencial es: no se limite a sí mismo. La mayoría de la gente va por la vida con una actitud cautelosa y limitadora hacia todo. Esto es un error, porque su constante prudencia los hace retroceder. La valentía, no la cautela, es la cualidad que se exige en este punto.

Tenga cuidado con sus condicionamientos negativos. Supongamos que usted desea tener unos ingresos de cinco millones de pesetas al año. Sin embargo, hace unos momentos, cuando escribió la cifra, la cautela pudo más y en vez de escribir cinco millones, anotó dos millones.

¡Cámbielo! Escriba lo que de verdad quiere, si es algo posible (como se definió en la segunda de estas cinco consideraciones). No se ponga limitaciones. Aunque esto le pueda parecer difícil, debe abandonar las limitaciones con las que ha convivido hasta hoy en su vida. Se debe forzar a sí mismo a pensar a lo grande.

BAJAS ASPIRACIONES- ABURRIMIENTO

GRANDES ASPIRACIONES- DIVERSIÓN!

Intentemos un experimento. En el espacio de debajo, anote sus ingresos anuales en el momento actual:

_____________________ Pesos.

Ahora, en el espacio libre, escriba la cantidad anual que desearía ganar:

_____________________ Pesos.

Compare las dos cifras. ¿Es la cantidad que desea algún que otro millón mayor que la que actualmente gana? ¿Sinceramente, estaría satisfecho si ganara esa mínima cantidad de más? Como regla general, sus ingresos ideales deberían ser, como mínimo, el doble de los actuales. Si la segunda cifra de las dos anteriores no es al menos el doble de la primera, sus aspiraciones quizás estén siendo demasiado bajas. Si este es su caso, tache la cantidad ahora mismo y escriba una cantidad de la que pueda sentirse orgulloso.

Tenga grandes aspiraciones. Aquí no hay lugar para los débiles de espíritu. Si un elemento parece inalcanzable, mucho mejor. Anote lo que quiera, sea lo que sea. Sea atrevido.

Seguidamente, en el espacio de debajo, escriba todos los elementos de las dos listas anteriores que hayan pasado el escrutinio de las cinco consideraciones.

QUÉ DESEA USTED?

Ya ha adelantado algo! Ya ha contestado a la pregunta: qué desea usted?. Su respuesta es específica, y ha quedado escrita. Ya está listo para convertir cada uno de sus deseos en una afirmación.
SELECCIONE EL LENGUAJE…

Una afirmación es una frase que realiza una declaración específica sobre usted, como si ésta fuera ya cierta. Una afirmación se crea con el propósito de implantar la imagen expresada en el subconsciente. Aquí tiene un ejemplo de una afirmación: "Yo, Juan, tengo un nuevo BMW 840 rojo."

Para llegar a ser efectiva, una afirmación debe ser:

(1) Específica

(2) Positiva

Ambas cualidades son esenciales. En primer lugar, una afirmación tiene que ser específica. El contenido de una afirmación debe ser expresado con el suficiente detalle como para poder ser fácilmente visualizada. Cuando cree una afirmación, piense en cada uno de los posibles aspectos positivos del elemento en particular. Incluya cualquier detalle que le parezca relevante y anótelo.

Supongamos que usted quiere conseguir vivienda nueva. No escriba, "una nueva casa". Algunos aspectos a considerar son, la situación (qué ciudad, en qué parte de la ciudad), el tipo de vivienda (chalet, piso), el número de habitaciones (dormitorios, cuartos de baño), el diseño general, el tipo de mobiliario, el color, la chimenea, el jardín y demás detalles. Revise cuidadosamente todos los datos que le puedan ayudan a visualizar la vivienda al detalle. Tiene que tener una imagen clara del lugar, tiene que sentirlo.

Para escribir una buena afirmación, investigue y analice. Decida sobre elementos específicos. No escriba, "mucho dinero". Defina la cantidad. Anote, "50 millones de pesetas."

Si quiere un nuevo equipo de música, pero no tiene claro cuál, busque. Estudie cuanto haga falta. Visite un almacén de equipos de música y documéntese. Hable con vendedores y oiga distintas demostraciones. No escriba, "equipo de música." Escriba, "un equipo de música Pioneer de 500000 pesetas." Asegúrese de que cada afirmación que haga sea lo suficientemente específica como para que pueda ver el elemento en su mente.

Además de ser específica, una afirmación debe ser positiva. Escribir una afirmación positiva no es tan sencillo como pueda parecer. A veces, una afirmación parece ser positiva pero no lo es.

Su subconsciente absorbe todo con total literalidad. Siempre cree lo que usted le dice el significado estricto de sus palabras. Puede que lo que le diga no sea lo que realmente pretendía expresar. Por esta razón, el uso apropiado del lenguaje es esencial.

Una afirmación debe ser formulada como si el hecho del que hable fuera algo ya llevado a cabo. Este requisito es de vital importancia. El uso de las palabras le puede resultar difícil en principio, pero se acostumbrará.

Demos por hecho que desea tener un equipo Pioneer de 500000 pesetas. Su afirmación debería ser algo como, "Yo, Juan, tengo un nuevo equipo de música Pioneer de 500000 ptas."

Nunca escriba, "Yo, Juan, quiero un nuevo equipo de música Pioneer de 500000 ptas." Su subconsciente oirá esto y pensará que si lo quiere, es porque todavía no lo tiene. Así, la imagen que se implantará en su subconsciente será: "Yo, Juan, no tengo aún un equipo de música Pioneer de 500000 ptas." Observe que el resultado de esta afirmación acaba siendo negativo. De momento, la idea se planta en su subconsciente, con el significado justamente opuesto a lo que usted pretendía expresar. Gran parte de su pensamiento se centra principalmente en lo que no tiene. Sus afirmaciones no deben reforzar estos pensamientos.

Por el mismo razonamiento, nunca escriba, "Yo, Juan, ojalá tuviera un equipo de música Pioneer de 500000 ptas." o "Yo, Juan, necesito un equipo de música Pioneer de 500000 ptas." Esas afirmaciones son negativas. El mensaje que toma su mente es que usted no tiene el equipo de música que quiere.

Tampoco escriba, "Yo, Juan, voy a tener un equipo de música Pioneer de 500000 ptas." Esta afirmación le puede confundir porque, realmente, parece positiva. Sin embargo, su subconsciente pensará que si lo va a tener, todavía no lo tiene. De este modo, su imagen no conseguirá nada positivo. La imagen que se ha implantado es la de usted sin tener aún el equipo de música.

Una gran cantidad de gente ha probado durante las últimas décadas varios tipos de afirmaciones. Hay claras evidencias que concluyen que toda afirmación hecha desde un punto de vista negativo, acaba siendo ineficaz. El único tipo de afirmación que realmente funciona es en la que el elemento se describe como si usted ya lo tuviera en el momento presente. Haga sus afirmaciones como esta: "Yo, Juan, tengo un nuevo equipo de música Pioneer de 500000 ptas." Su subconsciente oye esta declaración, y en ese momento la imagen de usted siendo el propietario del equipo de música es la que se implanta. Si hace sus afirmaciones de este modo, le darán resultado.

Nunca use lenguaje negativo a la hora de hacer afirmaciones. Evite palabras tales como, "no", "nunca", etc. Una afirmación debe describir algo que usted quiere atraer, no algo que desee eliminar. No escriba, "Yo, Juan, no tengo un dolor de espalda.", sino "Yo, Juan, he curado mi dolor de espalda.", o bien, "Yo, Juan, tengo una espalda sana que nunca me duele." Exprese siempre sus afirmaciones desde un punto de vista positivo.

De alguna manera, usted tiene que "engañar" a su subconsciente y hacerle creer que el pensamiento expresado es cierto. Esto es fácil de hacer si usa el lenguaje apropiado. Su subconsciente responde a la claridad y la energía, no a los pensamientos ilusionados. Esta es la razón de que esos dos requisitos -específico y positivo- sean esenciales.

Incluya siempre su nombre en las afirmaciones. Si su nombre es compuesto, incluya el que usa en su vida normal.

Le recomiendo que nunca emplee el pronombre "nosotros" como sujeto de la afirmación. Por ejemplo, no escriba, "Nosotros, Juan y María, tenemos una hija sana." Su subconsciente centra su energía en su realidad individual de forma mucho más efectiva que en realidades colectivas. Escriba, "Yo, Juan, tengo una hija sana con mi esposa, María." Hay gente que piensa que el uso del "nosotros" no es negativo, pero muchos otros lo consideran ineficaz. Le recomiendo que vaya a lo seguro y emplee sólo su persona como sujeto de las afirmaciones.

Las afirmaciones tienen que tener la extensión que usted prefiera; lo importante es que usted esté conforme con dicha extensión. Sin embargo, tenga presente que va a escribirlas en repetidas ocasiones. En este caso, quizás prefiera que sean cortas. Como regla general, haga sus afirmaciones tan breves como pueda, pero sin sacrificar la claridad en ningún momento. Por ejemplo, en vez de escribir, "Yo, Juan, estoy quedando con Marta Sánchez.", le servirá si sólo escribe, "Yo, Juan, estoy quedando con Marta.", debido a que usted ya sabe a quién se refiere y, automáticamente, visualizará a esa persona cuando escriba la afirmación. La extensión es sólo una cuestión de preferencias, y probablemente usted las prefiera cortas.

Seguidamente, le muestro una lista de afirmaciones correctamente formuladas:

Yo, Juan, tengo una Kawasaki 600 en mi cochera.

Yo, Juan, vivo en una casa de 125 millones en las afueras de la ciudad.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo.

Yo, Juan, tengo un saldo bancario de 50 millones.

Yo, Juan, tengo un nuevo equipo de música Pioneer de 500000 ptas.

Yo, Juan, gano 10 millones al año.

Yo, Juan, he pagado a mi dentista, el Doctor González una factura de 50.000 ptas.

Yo, Juan, me siento saludable y enérgico todo el tiempo.

No copie estos ejemplos ni los utilice como suyos. Sus afirmaciones deben ser diferentes. Cree sus propias afirmaciones basadas en sus deseos particulares.

En algunos libros, e incluso en ciertos seminarios se les ofrecen afirmaciones genéricas y recomiendan su uso. Si usted quiere, puede utilizarlas, pero tales afirmaciones nunca serán tan eficaces como aquellas que usted cree por sí mismo. Tener siempre en mente esta recomendación, he incluido algunos ejemplos de afirmaciones al final del libro.

El Apéndice A contiene una pequeña lista de afirmaciones generales. Sin embargo, le aviso: nunca tome afirmaciones de esa lista y las use como si fueran suyas. Esta lista es simplemente una referencia que le puede dar algunas ideas. Si alguna de ellas coincide en su totalidad con una suya y quiere usarla, cambie al menos el lenguaje, la forma de expresarla.

Lo más seguro es emplear únicamente afirmaciones de su propia cosecha. Estas funcionarán mucho mejor que las que tome ejemplos de otros. Ninguna afirmación genérica, por muy buena que sea, será tan eficaz como una suya propia.

Sus afirmaciones son únicas. Usted es totalmente diferente de cualquier otro ser humano que jamás haya existido en el planeta. Sus pensamientos y deseos interiores son un reflejo de usted mismo y nadie más. Usted no es una persona genérica.
LANZARSE…

Ahora, usted ya sabe cómo debe crear sus propias afirmaciones. Escriba todas sus afirmaciones según el modelo:

Yo, (su nombre), (la afirmación).

De nuevo, compruebe que todas sus afirmaciones son (1) específicas y (2) positivas. Tómese su tiempo y anótelas cuidadosamente.

El número de afirmaciones varía según la persona. La mayoría de la gente, después de este proceso de formulación, acaba teniendo entre tres y diez afirmaciones. Una buena cantidad serían, más o menos, cinco. Mucha gente sólo reúne una o dos; también es válido. Si tiene usted más de diez, le sugeriría que redujera la cantidad, eliminando las que considere de menos importancia.

No tema al modificar sus afirmaciones en cualquier momento y por cualquier razón. Sus metas pueden cambiar. De vez en cuando le pueden ir surgiendo nuevos intereses. Hay cosas que ahora son muy importantes para usted y poco después no serlo en tal medida. Si le apetece hacer cambios en sus afirmaciones, hágalos.

En cualquier momento, puede usted decidir centrarse en las afirmaciones que considere más importantes y dejar un poco de lado las que lo sean menos. Más tarde, cuando algunas de sus afirmaciones se hayan convertido en manifestaciones reales, tiene dos posibilidades: eliminarlas o renovarlas subiendo el listón de sus metas.

Si, después de todo el proceso, alguna de sus afirmaciones no le convence, renuévela o bien, anúlela. Nunca dude en renovar o eliminar una afirmación. No hay nada malo en cambiar de opinión. El cambio es señal de que se tiene una consciencia evolutiva. Alguna gente, después de sólo unos meses, ha descartado cada una de sus afirmaciones originales, y las ha cambiado por otras completamente nuevas. No vacile a la hora de hacer esos cambios, si verdaderamente lo cree conveniente. Son sus afirmaciones. Usted puede hacer con ellas lo que le apetezca.

Si esta es la primera vez que utiliza el método de las afirmaciones, no se sorprenda si ve la necesidad de hacer algunos cambios tan sólo después de unos días. Con sólo diez días de trabajo con su subconsciente, su mentalidad cambia. Actúe de acuerdo con estos cambios. Revise sus afirmaciones si siente la necesidad de hacerlo. Asegúrese de que hace lo que le conviene en ese preciso instante, no lo que le convenía la semana anterior.

Le recomiendo que reformule sus afirmaciones de un modo regular. Puede hacerlo una vez al mes, o incluso, una vez al año.

Entre los tres y seis meses desde el comienzo, el método comienza a funcionar de forma óptima. A la hora de reformular, utilice el mismo método que al principio. Comience borrando; formule sus dos listas (sus soluciones inmediatas y los deseos máximos); evalúe los elementos de esa lista de acuerdo con los cinco criterios y mantenga sólo aquellos que pasen el escrutinio.

Escriba esos elementos que le han quedado con el modelo de las afirmaciones. Cuando haga esta revisión, algunas de sus afirmaciones previas permanecerán sin cambios y otras cambiarán, pero ligeramente. Sin embargo, a menudo, le irán surgiendo algunas nuevas e irá eliminando otras que ya no le hacen falta.

Bien, ya tiene su primera lista de afirmaciones. Sólo por curiosidad, guarde esta lista y cuando pase un año vuelva a leerla. La considerará interesante e incluso fascinante, un año después. Mucha gente cumple todas sus afirmaciones en el primer año.

Usted acaba de dar el primer paso hacia el éxito. Al formular sus afirmaciones, ya ha comenzado a arreglar su estado financiero; ya no tendrá que seguir esperando a que algún día se solucione por sí mismo. ¡Se acabó su vida de estancamiento y fracaso! A partir de hoy usted ira hacia delante.
CUENTE TRES…

Ahora que tiene hecha su lista de afirmaciones, le diré cómo implantar esas imágenes en su subconsciente. Siga estos tres pasos cada día.

PRIMERO: Inmediatamente después de levantarse cada mañana, lea en voz alta sus afirmaciones y visualícelas. Coja su hoja de afirmaciones y lea todas sus afirmaciones desde la primera a la última. Léalas con claridad. Pronuncie cada palabra lentamente, vocalizando. Oiga su propia voz Haga esto justo después de levantarse, cuando su mente todavía se encuentra en un estado impresionable. Si tarda mucho, su consciencia despertará totalmente y su mente será menos receptiva. Cuanto más espere, menos eficaz será este ejercicio. Hágalo antes de que pasen quince minutos después de levantarse.

Cuando entona sus afirmaciones en voz alta su subconsciente le está oyendo. Esto hace que las imágenes penetren profundamente. Su voz, no importa cómo sea ésta, le es familiar a su subconsciente. Cuando su subconsciente oye a su voz afirmando algo, la cree. Con sólo mover los músculos de su boca está usted haciendo penetrar a las ideas en el subconsciente. No le importe hablar en voz alta.

Si vive usted sólo, no habrá problemas a la hora de hacerlo. Ponga su lista de afirmaciones al lado de su cama y, justo al levantarse, cójala y léala en voz bien alta. Si no vive solo, quizás no quiera que los demás le oigan. En ese caso, necesita privacidad. Puede que quiera leer sus afirmaciones donde nadie lo pueda oír, como, por ejemplo, en el servicio, con la puerta cerrada. Le daré un consejo: puede disimular el sonido de su voz poniendo la radio o la televisión en la habitación en que se encuentren el / los posibles oyentes.

Si no hay manera de pronunciar sus afirmaciones en voz alta sin ser oído, hágalo en voz baja. Al menos, mueva sus labios vocalizando cada palabra. El movimiento de sus labios, mandíbula y lengua -es decir, la pronunciación oral de las palabras- dirigirá la energía hacia su subconsciente. Hacerlo en voz alta es mejor, pero si no puede hacerlo así, haga lo que pueda.

Después de leer cada una de las afirmaciones, deténgase unos momentos y visualice la imagen de lo que acaba de decir. Hágase una ilustración clara de algo que sea relevante para su afirmación. Algunos llaman a esta técnica visualización creativa.

La visualización creativa mueve la energía que surge de sus deseos y la añade a sus imágenes. Esto hace que esas imágenes: "inscriban" en la parte "oculta" de su mente.

La visualización creativa proporciona el poder de convertirse en realidad potencial a sus imágenes.

Visualizar es algo más que simplemente imaginar. Visualizar es construir una imagen completa y detallada en el ojo de su mente. Cuando usted realiza una visualización creativa, puede "ver" el objeto como si estuviera físicamente presente.

Para utilizar la visualización creativa, seleccione una imagen que se corresponda con su afirmación. Cierre sus ojos, tome aire y relájese durante un momento. Deje su mente en blanco. Dirija tranquilamente, su consciencia hacia la imagen. Deje que su mente la observe. Vea la imagen como si estuviera proyectada en una pantalla de cine. Véala y disfrute con ella.

Supongamos que tiene usted una afirmación sobre el pago de una deuda atrasada. Una posible visualización sería una factura con un gran sello que dijera, "PAGADO". Podría también imaginar una conversación con su acreedor bromeando sobre la deuda que hace tiempo tuvo usted con él.

Supongamos que quiere conseguir un coche nuevo. Sienta sus manos sobre el volante. Imagine cómo se desliza la palanca de cambios. Mire por el espejo retrovisor. Imagínese lavando el coche una tarde de verano.

Si tiene una afirmación sobre una casa nueva, visualice la casa con todo detalle. Vea el jardín y a sus vecinos. Imagínese cortando el césped y podando los rosales.

Véase recorriendo la casa, habitación por habitación. Véase haciendo una fiesta de inauguración con todos sus amigos.

La cantidad de imágenes que puede usted crear es infinita. Cada vez que pronuncie una afirmación, la visualización puede ser distinta. La técnica de la visualización creativa le ofrece una buena oportunidad para divertirse inventando las imágenes que prefiera.

En resumen, la primera actividad a realizar diariamente es la lectura y visualización de sus actuales afirmaciones. Hágalo justo al despertar cada mañana. Si tiene una lista de unas cinco afirmaciones, tardará aproximadamente entre uno y tres minutos.

SEGUNDO: Una vez al día escriba una de sus afirmaciones repetidas veces. Lo puede hacer cuando quiera -por la mañana, por la tarde o por la noche- siempre que disponga de lápiz, papel y unos minutos. (Alguna gente me ha preguntado si puede hacer este procedimiento durante la misma sesión de la lectura diaria. La respuesta es positiva, si disponen de tiempo. Mucha gente prefiere hacerlo en ese mismo momento.)

Escoja una de sus afirmaciones. Puede elegir la que más le atraiga en ese momento, en la que tenga más empeño, o simplemente una que últimamente hubiera dejado algo retrasada. Puede repetir durante varios días o elegir una distinta cada día. Cuando haya elegido, escríbala una y otra vez. Debe escribirla mínimo de diez veces. Si lo hace veinte veces, mucho mejor. Tantas más veces escriba una afirmación, más pronto verá los resultados. Tampoco sea exagerado. Nunca escriba hasta quedar harto. Cincuenta veces, por ejemplo, probablemente sean demasiadas.

Si escribe su afirmación entre diez y veinte veces al día; estará en la cifra correcta para conseguir buenos resultados. De cualquier modo, sea flexible. Puede cambiar la cantidad según el día. Esta cantidad no tiene por qué ser una regla inquebrantable.

Una pregunta que me suelen hacer bastante es, "¿Tengo que escribir mis afirmaciones a mano o puedo hacerlo con el ordenador?" Yo recomiendo que se haga a mano. Mi opinión personal es que el ordenador es una maravillosa herramienta en muchos casos, pero no para escribir las afirmaciones. El viejo método del lápiz y el papel es el mejor. Al ir escribiendo con su propia mano, el mensaje va pasando a la mente de forma automática. No obstante, hay gente que consigue resultados de la otra forma. Durante los últimos años, he oído testimonios de gente que lo hace con su ordenador. Aparentemente, para la gente que está acostumbrada a ello e incluso se siente a gusto frente a un teclado, puede funcionar. Si lo prefiere, inténtelo con un procesador de textos. Sin embargo, para la mayoría de la gente, funciona mejor el escribir a mano.

Aquí tiene tres consejos que le ayudarán a conseguir introducir lo que va escribiendo en su mente. Siga estas sugerencias cuando esté escribiendo las afirmaciones:

(1) Utilice una hoja lisa y sin arrugas, e intente hacer líneas rectas y paralelas. Esto mejorará su sentido del orden y la precisión

(2) Escriba con buena letra. Aunque nadie más que usted vaya a leer lo que está escribiendo, al hacerlo así, mejorará su claridad de pensamiento.

(3) Reduzca ligeramente el tamaño de su letra. Esto mejorará su concentración.

De vez en cuando, también será conveniente que escriba; cada afirmación en primera, segunda y tercera persona, en orden rotativo. Por ejemplo:

Yo, Juan, tengo un nuevo BMW 840 rojo. Tú, Juan, tienes un nuevo BMW 840 rojo. Él, Juan, tiene un nuevo BMW 840 rojo. Yo, Juan, tengo un nuevo BMW 840 rojo.

Escribir las afirmaciones en segunda y tercera persona puede ser eficaz, ya que muchos de sus condicionamientos negativos provienen de parte de otros de esa forma. Sea cual sea el pronombre que use, no olvide incluir su nombre en la afirmación.

Una sesión normal de escritura debería llevarle entre dos y diez minutos, dependiendo de su rapidez y del número de veces que escriba la afirmación. La mayoría de la gente completa este procedimiento en cinco minutos o menos.

TERCERO: Lea sus afirmaciones en voz alta, fuerte y claro, e intente visualizar cada una de ellas. Esto lo debería hacer antes de irse a la cama. Es un procedimiento idéntico al de la mañana.

Intente hacerlo justo antes de quedarse dormido. Por lo demás, el procedimiento es idéntico al primero. Si duerme solo, no tendrá problemas para leer en voz alta. Si lo hace acompañado, quizás prefiera llevar a cabo el ejercicio en un sitio privado, antes de irse a la cama. Los detalles los dejo a su elección.

Esto es todo hasta ahora. Sólo tiene que leer sus afirmaciones al levantarse y al acostarse, y escribir una de ellas repetidas veces, en cualquier momento del día. Haga esas tres cosas cada día y estará en el camino hacia el éxito.

Este procedimiento requiere menos de diez minutos diarios. Es fácil y divertido. Si sabe usted contar hasta tres, podrá llevarlo a cabo. Desee lo que desee en esta vida, si sigue las instrucciones exactamente como he ido explicando, lo conseguirá.
HÁGALO UNA Y OTRA VEZ…

La repetición es esencial para la técnica de las afirmaciones. Todo lo que usted repita, sea verdadero o falso, su subconsciente lo creerá. Ralph Waldo Emerson dijo, "Un hombre es el reflejo de lo que piensa a todas horas." Cuando uno repite una idea con frecuencia, su subconsciente acepta esa idea como si fuera un hecho y comienza la tarea de convertirla en realidad. En psicología esto se llama Ley de Impresión Mental Predominante.

Si durante toda su vida, usted se dice a sí mismo que no puede ahorrar dinero, implantará esa imagen negativa en su subconsciente. Haga lo que haga, no será capaz de ahorrar. Planes de ahorro, diferentes estrategias y fórmulas que a otros les funcionan, a usted le fallan. Su problema viene por la constante repetición de un pensamiento negativo.

La solución es repetir el pensamiento opuesto, para intentar contrarrestarlo. Diga, "Yo, Juan, ahorro con facilidad." Si lo repite lo suficiente, su subconsciente acabará creyéndole. Su propia imagen como alguien ahorrador sustituirá a la antigua de aquel que casi no podía llegar a fin de mes. De este modo, su subconsciente no tiene otra alternativa que la de ofrecerle las condiciones necesarias para que haga de su nueva imagen una realidad.

Debe usted repetir sus afirmaciones una y otra vez, cientos de veces. Si todo transcurre con normalidad, no importa lo que haga; comenzará a acumular dinero. Una vez que en su subconsciente se ha implantado la imagen del éxito, todo empezará a ponerse a su favor.

Usted ya tiene suficientes imágenes negativas almacenadas. Están ahí, y ahí estarán hasta que sus imágenes positivas las sustituyan. A no ser que deliberadamente cultive nuevas imágenes, continuará como hasta ahora.
NO ACTUÉ Y NADA CAMBIARA.

Repetir sus afirmaciones es lo mejor que puede hacer. Lo que se repite entra en su subconsciente de la mejor forma posible. Cuando usted tiene un pensamiento, es como si lanzara una pelota a rodar. Si sólo tiene ese pensamiento una vez, la pelota se parará inmediatamente. Nada llegará a materializarse con un solo pensamiento porque la energía activada habrá sido insuficiente. Sin embargo, si repite un mismo pensamiento de forma regular, la pelota continuará rodando y cobrará fuerza. Los resultados en su vida real llegarán mucho antes.

¿Qué cree usted que ocurriría si hiciera una afirmación una sola vez y no volviera a repetirla nunca más? ¿Cree que daría resultado? Repita una misma afirmación numerosas veces y su subconsciente le proporcionará resultados sobrecogedores. Mediante la repetición, la imagen quedará convenientemente implantada.

LA REPETICIÓN DE UNA AFIRMACIÓN ES EL MODO MÁS EFICAZ CONOCIDO PARA CONSEGUIR INTRODUCIR UNA IMAGEN A NIVEL DEL SUBCONSCIENTE.

La primera vez que usted pronuncia una afirmación, en su mente consciente salta una alarma. Su mente racional sabe que lo que usted está diciendo no es verdad, y le informa adecuadamente. Si pronuncia la afirmación una sola vez, la parte consciente de su mente actúa, y se acaba el asunto. En este caso, esa parte consciente de su mente tiene el control. Pero, si se repite la afirmación, usted tendrá el control. Así, la imagen se escabulle de su mente consciente y se introduce en su subconsciente. La repetición deja sin argumentos a su mente consciente.

Puede ver como se produce un diálogo interior escribiendo repetidas veces durante un tiempo una de sus afirmaciones y escuchando cuidadosamente sus silenciosas respuestas mentales. Ese diálogo probablemente sea algo parecido a lo que sigue:

AFIRMACIÓN RESPUESTA MENTAL

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Venga hombre!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡No seas ridículo!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. A quién quieres engañar?

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Tonterías!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Vaya cuento!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Déjate de fantasías!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Ves ese cubo de basura?¡Eso es lo que tienes!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Esta basura no funcionará.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Me siento ridículo haciendo esto.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. No conseguiré nada.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Esto no puede ser verdad.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Seguro que no vale para nada!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Que idiota hay que ser… para tragarse esta tontería!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Vaya imbecilidad!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Qué tonto soy!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Hacer esto es una estupidez!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Bueno, por lo menos no me hará daño

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. No me lo pensaré más…

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Sea como sea, con esto conseguiré un coche

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Qué locura!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Esto es de locos!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Pero no está tan mal

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Verdaderamente, no está mal

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Supongo que no estará tan mal.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Es verdaderamente divertido.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Ojala pudiera creerme todo esto.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Seguro que estaría bien si…

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Un flamante 840!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Techo solar, tapicería de cuero…

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Venga tío! ¡Qué tontería!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Tengo tantas posibilidades…

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. de conseguir un BMW nuevo…

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. como de…

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Pero, estaría bien.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Se lo enseñaría a Julián…

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Se quedaría alucinado.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Todavía no es posible.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. No aún.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Pero, quizás algún día.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Hmm, por qué no?…

Poco a poco, sus respuestas mentales se van suavizando. El cambio es lento, y puede que necesite de algún tiempo para darse cuenta. No obstante, extrañamente se irá situando a favor de la afirmación. Sus diálogos interiores van cambiando gradualmente.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. No puedo esperar más.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Seguro que tiene que ser increíble.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. ¡Casi lo puedo ver!

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Lo conseguiré. Sé que lo haré.

Yo, Juan, tengo un BMW 840 rojo. Interior rojo y negro… Vamos bonito… ¡No tardaré en tenerte! ¡Voy a por ti, preciosidad!

Sea persistente. Con el tiempo, sus respuestas mentales pasarán a la parte positiva, especialmente si su meta se va acercando. Cuando, por fin consiga esa meta, ¡cuidado! su actitud será imparable. En ese momento, deberá eliminar de su lista la afirmación.

¿Cuánto se tarda en ver los resultados? No mucho. En treinta días o quizás menos, debería empezar a observar que algo está pasando. Cuando llegue ese momento, se sentirá mucho más optimista sobre las predicciones de éxito.

Mediante la repetición, su subconsciente llegará a creer lo que usted diga. Que sea verdadero o falso es irrelevante. Incluso si lo que usted diga es falso en un principio, cuando su mente altere la realidad, ¡se convertirá en verdadero! Si usted repite una mentira absoluta muchas, muchas veces, ocurrirán dos cosas: primero, su mente aceptará esa mentira como algo totalmente verdadero, y segundo, la realidad cambiará tanto, que lo que una vez fue falso, se convertirá en verdadero.

Con el tiempo, su afirmación dejará de ser falsa, y será totalmente verdadera.

Aunque la repetición es importante, no escriba sus afirmaciones hasta el punto de quedar exhausto. No se lleve horas repitiendo. Un maratón que desgaste su energía será contraproducente. Lo único que debe hacer es seguir un programa moderado, aunque consistente, tal y como hasta ahora he ido sugiriendo. La combinación de lectura y escritura (es decir, enfocado hacia movimientos corporales), bien aplicadas y de forma diaria, implantarán en su mente las imágenes que necesite de un modo eficaz. Siga el método con constancia, y no le fallará.
COMPROMÉTASE AL CIEN POR CIEN…

Haga sus afirmaciones todos los días. Esto es obligatorio. No cabe discusión. No empiece a saltarse días y piense que no se va a notar. Su subconsciente se percatará.

Aunque le resulte difícil hacerlas algún día, hágalas como sea. Perderse un solo día le puede acarrear consecuencias; perderse más de un día hará que el método fracase. No hay lugar para el descuido. No se salte ni un solo día; el efecto negativo puede ser muy grande.

Un esfuerzo parcial no tendrá valor. Si pretende llevar a cabo este plan a medias, más vale que lo olvide en este preciso instante. No desperdicie su tiempo. Se debe comprometer con método al cien por cien. Decida hacerlo, y cumpla cada día. Hágase un juramento solemne a sí mismo de que va a prestarle atención máxima.

He diseñado una tabla de control para usted. Es la tabla que yo mismo utilicé. Tómese la libertad de alargarla y reproducirla para su uso propio.

TABLA DE ACTUACIÓN PERSONAL

Nombre: ________________________ Mes: _______________ Año: ______

ACTIVIDADES DIARIAS

PRIMERO: Lectura matinal y visualización.

SEGUNDO: Escritura (de una sola afirmación).

TERCERO: Lectura nocturna y visualización.

Día


PRIMERO


SEGUNDO


TERCERO


COMENTARIO

1


2


3


4


5


6


7


8


9


10


11


12


13


14


15


16


17


18


19


20


21


22


23


24


25


26


27


28


29


30


31


Comentarios:

Esta tabla le ayudará a ceñirse a unos horarios y seguir el programa. También le ayudará a no olvidarse de ninguno de los tres pasos diariamente.

Guarde su tabla en un sitio fácilmente accesible y que esté a la vista. Clávela con una tachuela a la pared, póngala cerca de su cama, o en cualquier sitio donde la vea. Tenga un lápiz bolígrafo cerca de la tabla.

A la hora de utilizar la tabla, vaya marcando cada casilla que vaya cumpliendo. En la segunda columna, puede incluir una anotación indicando la afirmación que ha escrito ese día y cuantas veces la ha escrito. El objetivo es marcar las tres columnas cada día, todos los días del mes.

El espacio en el pie de página está reservado para comentarios generales del mes. Anote cualquier resultado que vaya experimentando, incluyendo las mejoras y eventos positivos que hayan dado ese mes. También puede incluir un comentario con sus impresiones personales sobre el progreso de cada mes. Si necesita más espacio, escriba detrás.

Al final de cada mes, examine su comportamiento. ¿Están todas las casillas marcadas? Si es así, felicítese. Si no, dése una buena reprimenda. Si hay una cantidad apreciable de casillas blanco, no debe desmoralizarse y abandonar. Propóngase hacerlo mejor el mes siguiente. Si de verdad no pudo cumplir el programa estrictamente, no se torture. Hágalo lo mejor que pueda cada mes y no se preocupe. Pero recuerde, con una sola vez que falle, sus resultados se resentirán. Por esta razón, un compromiso total es esencial.

Vaya guardando sus tablas mensuales. Sus propios comentarios le podrán servir con posterioridad. Además, si guarda las tablas, irá teniendo un resumen de lo que ha ido ocurriendo en su vida.
MANTENGA LA FE…

Seguidamente le muestro tres formas de utilizar sus Afirmaciones. Aunque no es necesario obligatoriamente llevar a cabo esas técnicas, pueden ser entretenidas y ayudarle en su propósito. Puede realizar las tres o ninguna, ocasionalmente o nunca, si así lo prefiere. Usted decide si quiere añadirlas y cuándo añadirlas a su programa.

(1) Póngase delante de un espejo mientras pronuncia sus afirmaciones. Mírese fijamente a los ojos y pronúncielas claramente. Esta energía enfoca y dirige la energía generada por sus imágenes al subconsciente.

(2) Grabe sus afirmaciones en una cinta de cassette y reprodúzcalas. (Un cassette auto reversible sería ideal). Primero repita sus afirmaciones las veces que haga falta hasta llenar la cinta. Luego, rebobine la cinta y óigala. Póngaselas en el auto en el camino al trabajo. También en el walkman mientras hace jogging. Óigalas en casa, echado en la cama. Si se duerme mientras las está oyendo, el poder de autosugestión continúa durante su sueño. Mucha gente encuentra esta técnica eficaz, a la vez que relajante.

(3) Escriba unas pocas afirmaciones en fichas y llévelas durante todo el día. Cada vez que se sienta estresado o molesto, saque una de las fichas y léala unas cuantas veces. Esta técnica sirve a dos propósitos: refuerza la afirmación, e inmediatamente le deja calmado y centrado.

Una vez conocí a una mujer que estaba enfadada y molesta casi todo el tiempo. Le echaba la culpa a su trabajo. Su jefe era un hombre irrazonable, que no le pasaba una. El estrés que sentía no cesaba ni al llegar a casa por la noche.

No descansaba por las noches, e incluso entonces se sentía enfadada. Su relación con su hijo menor empezó a deteriorarse.

Todo se le estaba derrumbando. Sentía que su vida se le iba por un sumidero.

Un día, empezó a llevar una afirmación en una ficha, al cada sitio que iba. Cuando en el trabajo tenía un momento de tensión, se metía en el baño, cogía la ficha y se repetía una y otra vez la afirmación. Esa afirmación no tenía ninguna relación con el trabajo; se refería a una pieza de anticuario (un mueble) que deseaba tener.

Cuando la mujer hacía esto, se sentía mejor. Conseguía dibujar una sonrisa en su rostro, por muy ridícula que le pareciera esta técnica. Unos meses más tarde, se encontraba relajada contenta. Al leer la afirmación pudo recuperar la confianza en sí misma. Cuando volvía a la oficina, se le veía un verdadero aire de auto confianza. Sus compañeros observaron el cambio claramente.

En unas semanas, su perspectiva de la vida había cambiado. Para entonces ya había dejado de sentirse irritada fuera del trabajo; ahora los problemas se quedaban en la oficina Disfrutaba de cada momento que estaba en casa, y los problema con su hijo desaparecieron. Todo esto, asómbrese, lo consiguió utilizando una afirmación que ni siquiera tenia ninguna relación con el problema específico.

Ahora, poco después de un año, esta mujer tiene un negocio propio que, por cierto, no va nada mal; su hijo y ella se lleva a las mil maravillas; y su casa está llena de muebles de anticuario
PERMANEZCA EN SILENCIO…

Le recomiendo que no le diga a nadie el contenido de su afirmaciones. Este consejo le puede parecer demasiado duro, pero le aseguro que tiene su porqué.

La razón de este silencio no es crear misterio o suspense La única razón es que así todo funcionará mejor. No es obligatorio mantener silencio -puede compartir su plan con su esposa o con todo el mundo si quiere- pero aquellos que han guardado silencio, han conseguido un número mayor de éxitos.

Mi consejo es que no le diga a nadie el contenido de su nuevo programa, ni siquiera que tiene un nuevo programa. El silencio es especialmente importante al principio. Su actitud al comienzo es especialmente vulnerable, al no haber empezado a ver los resultados que luego llegarán.

La mayoría de la gente, cuando oye hablar de nuestro programa, hace algún comentario crítico. Su intención es buena; lo único, es que no saben el efecto negativo que están causando. No es que sea gente maliciosa. Con casi toda seguridad, estarán intentando ayudarle sinceramente. Quizás sólo estén hablando por hablar. Pero uno de esos comentarios negativos puede afectarle y bajar su motivación. Por ejemplo:

«Suena como uno de esos comecocos que hablan de positividad y demás.»

«No parece muy lógico»

«Me parece demasiado extraño… pero, tú verás»

«Hmmm, ¿de verdad que estás haciendo eso?»

«Mi tía intentó una vez seguir un método de estos y no le funcionó. »(¡Quizá sea demasiado para tu "tía"!)

Incluso comentarios tan inocentes como estos, pueden tener efectos devastadores en su entusiasmo. Son comentarios usuales, pero terribles.

Cuando uno empieza con este método, aún no está convencido de que vaya a funcionar. Quizás sólo esté probando para ver qué pasa. Un comentario indocumentado es lo peor que en ese momento puede uno oír.

Sea cual sea el nivel de determinación inicial que usted tenga, el más ligero atisbo de negatividad le puede afectar haciéndole dudar y enviarle deseos de abandonar. Créame, la mayoría de la gente que tiene buenas intenciones hará algún comentario crítico cuando se entere de lo que usted está haciendo Otra buena razón para mantener el silencio es que el secreto le hará conservar su poder de pensamiento creativo. Decírselo otros desgastará esta energía. Sufrirá una pérdida psíquica de energía al informar a otros de los cambios que usted espera. Tal anunciamiento atraerá la atención hacia lo que está haciendo, le creará una presión que le será perjudicial. Si lo dice antes de obtener resultados, sus amigos le preguntarán cuánto tiempo ha de esperar. Esos son comentarios que no podrá evitar. No se lo comunique ni siquiera a gente que usted considere receptiva y comprensiva.

"Sé cauto y precavido -el silencio nunca te traicionará."

John Boyle O’Reilly

Necesitará una buena dosis de ingenio para mantener el plan en secreto ante su familia y allegados. (Quizás incluso deba esconder este libro, al menos durante un tiempo). Haga lo que tenga que hacer. Estoy seguro de que, si quiere, puede mantenerlo en secreto.

Pronto, su mujer o marido empezará a cambiar. Todo lo que usted toque se convertirá en oro. Cuando todo empiece, la gente se dará cuenta. Los resultados serán obvios para todos los que le rodean. No tendrá que publicar que algo está pasando, la gente vendrá y le preguntará. Querrán saber si tiene alguna fórmula secreta para conseguir el éxito. Sonría. Siga su camino y dígaselo a quien quiera. Entonces nadie le discutirá.

Quizás no quiera seguir mi consejo ahora. Quizás crea que es demasiado exagerado. Puede que crea que, en su caso, es mejor que se lo diga a alguien. A lo mejor cree que ese "alguien" es especial y que debería compartir su secreto. Piense lo que quiera, pero no lo haga. Le pido que, en cuanto a este tema, sea mudo. Créame, yo he visto a las personas más decididas a seguir el método, abandonar por decírselo a alguien especial. No deje su mente al descubierto ante las influencias negativas de los demás. Es algo que tiene que decidir usted, pero este es mi consejo.
PLANTAR TOMATES…

Bueno, ya está. Ya sabe cómo formular afirmaciones y qué hacer con ellas. Ya sabe todo lo que tiene que saber para poner en práctica este método. Tiene en su poder una técnica infalible para implantar las imágenes que desee en su subconsciente. Es alguien afortunado.

"Sólo un soñador puede cambiar un sueño."

John Logan

Usted no tiene que saber cómo funciona este procedimiento para usarlo. Ya le he dado algo de información sobre el tema antes, pero si no lo ha entendido en su totalidad, no se preocupe. Si no ha podido entender conceptos como el de física cuántica o el funcionamiento de la mente, no le importe. No tiene por qué saber nada de eso.

Nadie inventó la electricidad. La electricidad siempre ha estado ahí. Benjamín Franklin simplemente la descubrió. Desde entonces, hemos aprendido a hacer un buen uso de ese descubrimiento, aprovechando para mejorar nuestras vidas.

Hoy día, cualquiera se acerca a la pared, le da al interruptor, presto -un milagro. La habitación se ilumina. No tiene que conocer la naturaleza de la electricidad para usarla. De hecho, no hay nadie en el mundo, incluso hoy día, que sepa exactamente lo que es la electricidad. Con todo lo que hoy sabemos, la electricidad sigue siendo un misterio.

El subconsciente, con su habilidad para reestructurar la realidad, tiene un comportamiento parecido al de la electricidad. Es un fenómeno natural. Nadie la inventó y nadie sabe exactamente cómo funciona. No obstante, todo el mundo sabe cómo utilizarla.

Al repetir sus afirmaciones, está usted utilizando el poder de su subconsciente tan fácilmente como un párvulo utiliza la electricidad al apretar el interruptor. Si no sabe usted cómo funciona el claxon de su coche, ¿qué pasará?.

No deje que la falta de conocimientos tecnológicos le impida hacer sus afirmaciones. Seguro que usted no se deja intimidar por su falta de conocimientos en ondas electromagnéticas cuando se pone a ver en la tele su serie favorita. Aunque usted no sepa nada de aerodinámica, sigue viajando en avión. Tampoco su desconocimiento en biología celular le evita comerse un tomate, ¿verdad? Por supuesto que no.

Para plantar tomates, lo que usted tiene que hacer es poner la semilla en la tierra. Una vez plantada, la semilla echa raíces y crece. Y usted no se tiene que preocupar de los procesos biológicos que provocan este fenómeno. La planta sabe exactamente lo que debe hacer para crecer y producir tomates. Y usted no dudará de la capacidad de la planta.

Su subconsciente sabe exactamente cómo reestructurar la realidad. Puede usted confiar en él. Usted no sabe cómo funciona y tampoco tiene por qué saberlo. Lo único que usted debe hacer es leer y escribir sus afirmaciones y dejar que su subconsciente haga el resto. Lo hará.
DEMUESTRE SU FORTALEZA…

Los resultados requieren su tiempo. No piense que sus afirmaciones se van a manifestar inmediatamente; debe transcurrir el tiempo suficiente. Llegará el día en que sus afirmaciones se materializarán, pero eso sólo pasará después de un período de tiempo. Tenga paciencia. Los resultados llegarán, pero no pasará de la noche a la mañana.

"Nada aparece de repente, ni siquiera algo tan simple como un racimo de uvas o un higo. Si usted quiere un higo, deberá esperar un tiempo a que nazca. Deje que primero florezca, luego se haga fruta, y finalmente podrá cogerlo."

Epictetus

Durante muchos años usted ha estado reforzando las expectativas negativas por lo que ahora, necesitará tiempo para afianzar estas imágenes. ¡Paciencia!. Sepa que está renovando las pautas de toda una vida. Permítase algo de tiempo, no pretenda obtener mucho en poco tiempo. Los cambios, aparecen cuando deben hacerlo. Dése cuenta que, sin importar el tiempo que el proceso necesite o tome, a la larga ahorrará tiempo. En 10 ó 30 días puede empezar a ver cambios, evidenciando que va por buen camino. Con seguridad, en el plazo de 3 meses usted observará resultados concretos. Me atrevo a decir que 3 meses de afirmaciones no es una carga tan extrema.

«Si quiere renovarse, hágalo día a día»

Confucio

Algunas veces, cuando estoy dando una conferencia sobre afirmaciones, hay quien se mofa y bromea sobre el tema. A mis oídos llegan frases como "¡Vaya rollo!" o "Tonterías para supersticiosos."

Personalmente, no me molestan estos comentarios. El escepticismo de esta gente no me afecta ni a mí ni a las afirmaciones en lo más mínimo. El cambio en las vidas de innumerables personas, es la prueba, clara y concisa de que las afirmaciones funcionan. No importa cuánta gente se mofe; las cifras están ahí y nadie las puede cambiar.

Lo que de verdad me molesta es que esas actitudes evitan que esa misma gente intente probar el método. Esa gente está atrapada en su propia cerrazón mental, coartada por sus infundadas opiniones. Muy mal hecho. Están limitando sus oportunidades de éxito. Sinceramente, espero que usted no entre en este lamentable grupo.

Tenga la suficiente fuerza para soportar cualquier comentario sarcástico que pueda ir dirigido a usted. Aguante y muestre que tiene verdadera fortaleza. Si hay algo en estas páginas que le parezca verosímil, entonces intente realizar el método. Éste sólo funcionará si usted lo hace funcionar.

"El fracaso no es el único castigo a su pereza; también está el éxito de los demás."

Jules Renard

Hay mucha gente que está leyendo este libro a la vez que usted. Aquellos que apliquen sus afirmaciones, se embarcarán en una nueva vida. Desde ahora, y en unos meses estarán en el camino de la felicidad y la prosperidad. Aquellos que se queden sin hacer nada, seguirán exactamente igual que hasta ahora. Estos últimos, al cabo de unos meses estarán luchando y llenos de insatisfacción. ¿A qué grupo pertenece usted
HISTORIAS DE ÉXITO…

Un día de febrero de hace unos años, me mudé a San José, en California. Entonces yo era un locutor de radio en paro. Mi curriculum contenía un buen número de colaboraciones cortas en distintas emisoras de radio del país, pero nada especial y, además, ninguna de ellas en los últimos cuatro años.

La radio es un negocio que requiere de la experiencia e iniciativa de uno mismo, por su propia cuenta. A un locutor sólo se le quiere si tiene los suficientes años de experiencia. O al menos eso es lo que dicen. Mi curriculum de pequeños trabajos no me daba apenas esperanzas de conseguir un trabajo decente. Un analista del negocio de la radio me dijo un día que lo que a mí me convenía era intentar entrar en un mercado mayor, con más aspiraciones.

Lo primero que hice al llegar a San José fue dar un repaso al dial, escuchando todas las emisoras locales, tanto de AM como de FM. Seleccioné la que más me gustó. Entonces decidí que sería director de noticias y dirigiría un show con llamadas telefónicas en esa emisora. Salí a la calle y, con la actitud más positiva que pude, fui y les propuse que me contrataran. El director de programas me dijo que no tenían ningún puesto que darme, y que aunque lo hubiera, no tenía el más mínimo interés por mí. Me fui a casa.

Por pura lógica, lo más normal es que hubiera llegado a la conclusión de que mis posibilidades de entrar en esa emisora eran "cero". No tenían trabajo y de haberlo tenido, no me lo hubieran dado. Mi única experiencia en la radio era como disc-jockey, y además, en los últimos cuatro años no había trabajado en ese campo. Nunca había dado noticias en mi vida, y estaba pidiendo trabajo en la emisora de mayor audiencia e importancia en el mercado, ¡como director de noticias y de un show!.

Para no desmoralizarme, empecé a escribir afirmaciones. Estas proclamaban que yo era director de noticias en aquella emisora y tenía un show.

Visualicé ambas afirmaciones. Imaginé cada detalle hice perfecta idea de algunos de los estudios. Todos los pensamientos y afirmaciones sugerían que yo era ya el nuevo director de noticias y conductor de un show en aquella emisora. Que aquello no era verdad me parecía un grave error, una aberración de la realidad. La idea de no ser director de noticias aún, me resultaba chocante. Yo insistía una y otra vez con afirmaciones. No di otra opción a mi poder creativo que \ manifestar mis imágenes.

A finales de marzo, salió en esa emisora un puesto locutor a oferta. Llamé y me pasé por allí unas cuantas veces y el día 6 de abril, ya estaba contratado. Unas seis semanas después me nombraron director de noticias. Algo más tarde concedieron un programa de tertulia con horario diario fije

Mi programa subió en audiencia hasta llegar a ser el más popular de la zona. Conduje el mismo programa -con el mismo horario y en la misma emisora- durante más de seis años, programa que me proporcionó durante ese tiempo inmensas satisfacciones. No podría poner precio a esa experiencia, extraordinaria.

¿Qué posibilidades tenía de ser contratado por esa emisora al principio? Poquísimas. Aun así, fui contratado en menos de dos meses. ¿Extraño? Sí. Pero ocurrió. El razonamiento lógico no deja resquicios al subconsciente. Yo he utilizado las afirmaciones muchas veces durante mi vida. Siempre he conseguido mis metas -normalmente antes de lo esperado.

Hace unos años, asesoré a una chica de unos veinte Era muy infeliz en su vida. Trabajaba como camarera y odiaba ese trabajo. Lo primero que hice fue preguntarle, "¿Qué quieres?. No tenía ni la más mínima idea de lo que podía querer.

La ayudé a contestar la pregunta. Le presenté el mismo procedimiento que hasta ahora le he estado explicando en este libro. Se dio cuenta de que le gustaban los animales y siempre había querido ser veterinaria. Sin embargo, había suprimido esa idea porque en su mente racional siempre había tenido pensamientos negativos como, "No estoy preparada, soy demasiado torpe y tengo demasiada edad para empezar a estudiar". Estos pensamientos negativos le habían impedido intentar lo que de verdad deseaba hacer.

La inicié en un programa de afirmaciones. Al principio se sentía ridícula escribiendo, "Yo, Susana, me ocupo cada día del cuidado de los animales." Pero continuó con el programa. Unas semanas más tarde, en una fiesta conoció a un hombre. Era veterinario. Empezaron a verse más a menudo y se enamoraron. Seis semanas después, la ayudante del veterinario dejó el trabajo. Entonces él contrató a Susana como nueva ayudante.

Desde entonces su vida cambió de forma impresionante. Con el apoyo y enseñanzas del veterinario como base, ella decidió estudiar. Lo último que supe de ella es que estaba estudiando veterinaria y trabajando media jornada para su marido. ¿Me sorprendí? En absoluto. Con el poder del subconsciente, todo es posible.

Un día un hombre vino a mí llorando. Había perdido su trabajo en un banco y estaba siendo investigado por desfalco. Vi el pánico en sus ojos. Estaba seguro de que ya nunca encontraría un trabajo decente. Estaba acostumbrado a llevar un ritmo de vida muy alto, y después de esto en su cuenta bancaria sólo le quedaron 50000 ptas. La presión que estaba soportando era demasiada. Lo único que veía en su futuro eran obstáculos. Pensaba que su situación era un caso perdido. Cuando me pidió consejo estaba considerando la idea del suicidio.

Trabajando juntos descubrimos lo que quería. Lo único que le importaba en la vida era el dinero. Su deseo era ser asquerosamente rico.

Este era un deseo sincero en él. Había vivido negándolo durante años porque creía que pensar así era tener una condición egoísta y ser mala persona. Pero, una vez que se dio cuenta de que la verdad era esa, acabó admitiendo que lo que más deseaba en el mundo era ser muy rico. Yo no lo juzgué por eso. Simplemente le dije lo que tenía que hacer para conseguir que su deseo se hiciera realidad. Él formulo unas cuantas afirmaciones y siguió mis instrucciones.

Poco después de esto, descubrieron al verdadero culpable del desfalco. Por supuesto que no era él. Mi amigo se traslado a Nueva York y empezó a trabajar como agente de bolsa, hace poco que supe de él. Me dijo que sus beneficios netos han llegado a ser de más de 250 millones de ptas. Había conocido la mujer de sus sueños y se estaban mudando a una de sus propiedades en Idaho. También me aseguró que el dinero ya no era una obsesión para él. Había conseguido tener independencia financiera y ahora quería disfrutar de la vida a lo grande -¡como ranchero! Estaba tan emocionado con lo que le esperaba, que no cabía en sí mismo.

Todo lo que usted afirme, sea lo que sea, se hará realidad En el caso que acabo de contar, el hombre deseaba tener dinero. Yo le hice ver que era un deseo totalmente válido. No le juzgue; por tener ese deseo. Una vez que consiguió su meta económica fue capaz de reestructurar su vida y darse cuenta de lo que realmente quería de forma más profunda. Sus deseos cambian lo cual es algo normal. Desee lo que desee, inténtelo. No lo niegue. Acepte y vaya a por ello. Y no sienta remordimientos. Vaya siempre por lo que desee en cada momento. De lo que sea, no importa. Lo conseguirá de todos modos.

Una vez conocí a una mujer que me dijo que deseaba que los hombres la llamaran por teléfono. Quizás suene trivial, para ella era un deseo muy fuerte en ese momento de su vida. Deseaba esto más que ninguna otra cosa. Cuando se dio cuenta de que ese era su deseo, comenzó a escribir afirmaciones para hacerlo realidad.

Seguro que al principio pensó que este procedimiento era una tontería; pero deseaba tanto esas llamadas de teléfono que hubiera intentado cualquier cosa. Su afirmación decía, "Yo, Sandra, recibo gran cantidad de llamadas de hombres en mi casa." Le resultó muy fácil imaginarse su teléfono sonando sin parar; sus visualizaciones eran fuertes y reales.

Cuatro días después, estaba disfrutando de lo lindo. Hombres que no la habían llamado desde hacía mucho tiempo, la llamaban ahora sin ningún motivo. Viejos amantes empezaron a llamarla inesperadamente. Compañeros de trabajo conseguían su número y la llamaban. Incluso se dio el caso de que recibió bastantes llamadas de gente que se equivocaba -por supuesto, hombres. No es que su deseo sea una gran aspiración, pero su historia ilustra perfectamente el hecho de que todo lo que usted programe en su subconsciente, acaba ocurriendo. Por cierto, desde entonces, esta mujer aplica sus afirmaciones a otras áreas más productivas de su vida.

Un chico de dieciséis años estaba realmente frenético, casi amargado. Temía estar creciendo demasiado. El año anterior alcanzó la estatura de 1’98m., y calzaba un 46. Seguía creciendo y no parecía que se fuera a detener. Temía convertirse en un gigante. Un día fue a la zapatería y vio que ya no le valía un 46; entonces supo que debía hacer algo.

Lo enseñé a utilizar afirmaciones. Al principio el objetivo era detener su ritmo de crecimiento. Escribió afirmaciones diciendo que medía l’98m., y que su pie era un 46. Inmediatamente, dejó de crecer. Pasó un año. Impresionado con este milagro, decidió ir más lejos. Escribió en una afirmación que su pie era un 45. La última vez que fue a una zapatería comprobó que, efectivamente, tenía un 45. Mediante la aplicación de: afirmaciones redujo el tamaño de su pie.

Utilizando las afirmaciones, puede conseguir lo que quiera. Aquí tiene una lista de cosas para las que he visto con mis propios ojos utilizar afirmaciones:

* Pagar deudas atrasadas.
* Conseguir una casa preciosa.
* Eliminar arrugas y parecer más joven.
* Obtener el carné de piloto.
* Mejorar la vista.
* Convertirse en alguien famoso y popular.
* Incrementar ventas.
* Tener muchos amantes.
* Mejorar la capacidad atlética.
* Ganar al póquer.
* Tener suerte al ir de caza.
* Perder peso y mantenerse.
* Conseguir mercancías.
* Tener éxito en los negocios.
* Recuperar un miembro paralizado.
* Conseguir un trabajo bien remunerado.
* Detener el desarrollo de un tumor maligno.
* Localizar a un pariente desaparecido.
* Mejorar el funcionamiento sexual.
* Ser rico.
* Curarse el miedo al agua.
* Obtener un marido.
* Ser una figura en culturismo y levantamiento de peso.
* Pagar la matrícula de la universidad.
* Inventar productos nuevos y útiles.
* Ser una estrella del rock and roll.
* Conseguir más goles.
* Salir de la cárcel.
* Incrementar la resistencia física.
* Pescar peces más grandes.
* Ganar concursos y apuestas.
* Mejorar las relaciones con los demás.
* Tener más confianza.
* Jugar mejor al tenis.
* Tener un jardín mejor.
* Encontrar las llaves del coche.
* Fortalecer los músculos de los brazos y la espalda.
* Eliminar herpes.
* Escalar una montaña.
* Dejar de beber y fumar.
* Criar los hijos con buenos modales.
* Ganar más en la tienda.
* Tener más respeto de los colegas.
* Tirar mejor los penaltis.
* Reducir el tartamudeo y los problemas de lenguaje.
* Superar la falta de creatividad.
* Comunicar de forma más eficaz.
* Mejorar el kilometraje.

Gentes de todas las edades, razas y creencias utilizan afirmaciones para conseguir sus metas. No importa lo que pida, las afirmaciones son la forma de conseguirlo.

«¡No quiero conocer las probabilidades!»

Han Solo, en La Guerra de las Galaxias.

No he incluido en este libro historias de éxito personal con el objeto de impresionarle. Las que he seleccionado no son siquiera las más chocantes. En comparación, son bastante típicas Pero ilustran adecuadamente el modo en que las afirmaciones funcionan. Y además, yo me divierto contándolas.

Estoy seguro de que usted ya habrá oído muchas historias de gente con éxito antes. Yo también. He oído cientos de ella Algunas son sorprendentes. Quizás la historia de otras personas signifique muy poco para usted. Lo entiendo. Necesita algo más tangible, algo que pueda sentir, que le toque a usted de cerca Entonces, por qué no crear una historia en la que usted sea el protagonista?
TRANSFORMANDO VIDAS…

¿Es usted feliz en su vida en este momento? ¿está completamente satisfecho? ¿También con sus finanzas? ¿Tiene asegurado que dispondrá de dinero cuando le haga falta? ¿Esta contento con cada aspecto de su vida? Si ha contestado a todo que no, no importa. Así tendremos un buen campo de trabajo

Siguiente pregunta: ¿Está preparado para un cambio? No sólo diga que sí porque lo piensa. Debe sentirse preparado el fondo de su corazón. Seguramente estará harto de que las cosas le vayan como le van. Seguro que está ansioso de que llegue el cambio. Por encima de todo, debe estar deseando hacer algo con respecto a su situación. Sólo podrá decir que está preparado cuando, de verdad esté preparado. Si está dispuesto a hacer algo, entonces -y sólo entonces- podrá hacer algo.

"Aunque estés en la mejor de las situaciones, te atropellarán si te quedas parado. "

Will Rogers

No se vaya a equivocar, la mayoría de la gente no está lista pura soportar un cambio significante es sus vidas. Les gusta ser pobres y desgraciados. Por supuesto que siempre se están quejando. Puede que se quejen y lamenten por lo terrible que es la vida. Pero no estarían preparados para aguantar un cambio.

¿Quiere comprobarlo? Déles una solución y siempre inventarán excusas para no llevarla a cabo.

En otras palabras, no quieren hacer nada para cambiar. Por lo tanto, no desean sinceramente un cambio. ¿Lo desea usted? conteste honradamente. ¿Está listo para arreglar su vida?

"Tómese su tiempo para pensar; pero, cuando llegue la hora de actuar, deje de pensar y actúe. "

Andrew Jackson.

Si cree con sinceridad que está preparado para el cambio, láncese para conseguir lo máximo. ¡Ahora mismo! ¡En este preciso instante! Prepare su mente para empezar ahora, mientras lee esto.

¡EMPIECE AHORA! ¡HOY MISMO!

Durante un largo tiempo, ha ido cultivando imágenes de lo negativa que es la vida. ¿Le gustan esas imágenes? ¿Le gusta lo que han conseguido esas imágenes? Diga la verdad. ¿Está satisfecho con ellas? Si no lo está, mándelas lo más lejos que pueda. Deshágase de esas tristes imágenes, como hace con los desperdicios después de cada comida. Han vivido más de la cuenta. Dígales adiós. ¿Cómo hacerlo? Ya le he enseñado cómo -con afirmaciones diarias.

Este es el secreto que usted llevaba esperando toda su vida Siga mis instrucciones por muy ridículas que le parezcan. Y luego espere resultados. Pronto los beneficios de la prosperidad caerán sobre usted.
¿ES USTED CAPAZ DE RECONOCER A UN GIGANTE AL VERLO?

Cuando escribe y lee afirmaciones, elimina imágenes negativas que hay dentro de usted, y las cambia por otras positivas y constructivas que perdurarán desde hoy en adelante.

Sus afirmaciones eliminarán todos los problemas económicos que tenga y los sustituirán con la perspectiva de una total seguridad financiera en el futuro.

Lo ideal es que se sienta en este momento algo descontento -no infeliz o frustrado, sino insatisfecho con lo que hace. Sólo si es así, sentirá el ansia de cambiar. Quiero que mejore su vida Yo quiero que usted construya su vida a su manera, como usted crea que deba ser, como piense que deben ser las cosas – ¡y así serán! Quiero que cambie.

¡Hágalo! Le digo que, cualquier cosa que quiera hacer ¡hágala ya!

Mañana es tarde."

Michael Landon

Ya ha aguantado bastante sin conocer el sabor de la riqueza y la prosperidad. No espere más. Por todos los santos, no desperdicie su preciosa vida. ¡Empiece ya! Mueva su trasero y adelante.

Cómo Resolver para siempre sus problemas de Dinero

Introduzca una corriente positiva de dinero en su vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada