OBTENGA ALGUNAS DEMOSTRACIONES

El gran camino hacia el progreso en la comprensión espiritual consiste en resolver problemas concretos mediante la oración.

Cada vez que usted sana alguna condición, por pequeña que sea, mediante la oración, ya esté obrando para usted mismo o para otra persona, usted incrementa su comprensión espiritual. Una cura concreta, del cuerpo o de cualquier otra cosa, le enseñará más sobre la Verdad Espiritual que horas de discusión o lectura.

No pierda tiempo tratando de responder preguntas teóricas o doctrinales.

Cualquier respuesta de ese tipo no será más que otra teoría intelectual . Cure algo, o trátese usted mismo en procura de comprensión divina, y más tarde, cuando esté listo, descubrirá que en realidad entiende la Verdad de la cuestión que lo intrigaba, en vez de tener una simple respuesta intelectual para la cuestión.

No espere que, después de semanas de estudio, va a comprender todo sobre Dios y el hombre. En metafísica, ciertas preguntas que aparecen con facilidad no se pueden responder sin una buena dosis de preparación previa, y es inútil tratar de responderlas hasta que se domina ese terreno preliminar. Es inútil tratar de responderlas hasta que se domina este terreno preliminar. Es inútil que un estudiante de álgebra trate de comprender el teorema del binomio si a duras penas puede comprender una ecuación.

La forma de obtener el entendimiento suficiente para resolver los problemas más arduos consiste en realizar algunas curaciones prácticas sobre todo de dificultades de uno mismo. Uno siempre tiene el entendimiento suficiente para afrontar cualquier dificultad práctica que le surja. Uno siempre tiene el entendimiento suficiente para alcanzar libertad y armonía en el mismo momento y en el mismo lugar en que uno se encuentra.

Jesús dijo: “Por sus frutos los conoceréis”. Mateo 7:20.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada